La parálisis facial puede deberse a diferentes causas, en este post te mostramos los signos más frecuentes así como el tratamiento recomendado. Si padeces parálisis facial, en Fisiosenior, fisioterapia en Madrid, podemos ayudarte, contáctanos.

Causa y signos de la parálisis facial

La parálisis facial es provocada por un daño en el nervio facial. Esta lesión provoca una afectación del movimiento total o parcial del movimiento muscular voluntario de un lado de la cara.

Alguno de los signos que observamos en la lesión del nervio facial son los siguientes:

  • Imposibilidad para levantar la ceja y cerrar el ojo, dificultad para realizar diferentes expresiones con la cara.
  • Debilidad muscular en el rostro, lo que provoca labio y párpado caído.
  • Incapacidad para sonreir.
  • Alteración del habla y de la masticación.
  • Cambios en la sensibilidad de la cara.
  • Aumento o disminución de lágrimas.
  • Diferentes dolores como el de cabeza o detrás de la oreja del lado afectado.
  • Además de los músculos faciales, también afecta a la deglución produciendo disfagia.

parálisis facial

Tipos de parálisis facial

Según el origen de la parálisis facial podemos encontrarnos con una parálisis central o periférica.

En la parálisis facial central hay una interrupción de las fibras nerviosas que unen la corteza cerebral con el núcleo del nervio facial, y afecta a la hemicara opuesta donde se encuentra la lesión. Se caracteriza por una parálisis de la mitad inferior de la cara, afectando al contorno de la boca. Este tipo de parálisis facial puede tener numerosas causas, aunque la más frecuente es sufrir un Accidente Cerebro Vascular.

La parálisis facial periférica o parálisis de Bell, se produce en el mismo lado de la cara donde se encuentra la lesión. Se caracteriza por una asimetría de la cara cuando está en reposo, en el lado afectado la cara carece de expresión, la comisura de los labios y la frente está caída. Las causas no están bien definidas ya que puede ser idiopática o deberse a una infección vírica, traumatismo, tumor o enfermedad en vasos sanguíneos.

Fisioterapia:

El objetivo del tratamiento fisioterápico es disminuir las complicaciones y efectos secundarios producidos por la parálisis facial para recuperar la simetría de la cara y de los movimientos.

Dependiendo de la afectación, puede haber un aumento del tono muscular (hipertonía) o una disminución (hipotonía), y se actuará de una manera u otra dependiendo de esto.

Se estimulará la mímica facial con ejercicios como sonreír enseñando los dientes y sin enseñarlos, expresiones de asombro, inflar mofletes, cerrar un ojo o ambos, fruncir el ceño, arrugar la nariz. También reproducir vocales o consonantes de manera exagerada con la boca.

Otras actividades que se pueden realizar para mejorar la parálisis facial son: Siempre que no haya una contraindicación masticar chicle por el lado afecto, hablar con gran expresividad facial y articulada. Realizar los ejercicios delante de un espejo varias veces al día.

También hay que tener en cuenta la articulación de la mandíbula, es decir, la articulación temporomandibular (ATM), hay que estimular los músculos tanto externamente como de manera intrabucal. También es muy importante tratar los músculos del cuello y de la cintura escapular que están relacionados con la ATM.

Desde la fisioterapia se usan diferentes técnicas para tratar la parálisis facial como: termoterapia, crioterapia, electroterapia, masoterapia, reeducación neuromuscular facial pasiva y activa entre otras.

Otros cuidados importantes en la parálisis facial:

  • Cuidado ocular: utilizar gafas de sol, parches, lágrimas artificiales.
  • Utilizar férula bucal por limitación de funciones alimentarias y de comunicación.
  • Cuidado de la piel.

Si padeces parálisis facial en Fisiosenior podemos ayudarte, contáctanos.

¿Estás buscando un centro de día o residencia dónde la persona mayor se recupere antes de volver a casa? En MiResi te ayudan gratis.